Dos libros para acabar el año

Se trata en realidad de dos reediciones. Me temo que hasta dentro de dos o tres años los únicos libros inéditos que publicaré serán las entregas que faltan de mi macronovela El hueco al final del mundo.

Pero no son simples reediciones. En ambos casos ha habido un trabajo de revisión que implicó, además de la inevitable corrección de erratas, varios cambios en ambos textos.

Del primer libro ya habréis visto la portada, justo al inicio de la entrada. Se trata de la segunda edición de mi ensayo La ciencia ficción de Isaac Asimov, que se publicó por primera vez en 2012 (aunque una parte importante de él había ido saliendo en diversas entradas en un blog en años anteriores) y que ganó en 2013 el Premio Ignotus al Mejor Libro de ensayo. En esta nueva edición he realizado pequeñas modificaciones a lo largo del texto, además de incorporar un nuevo capítulo dedicado a Adiós a la Tierra (Gold), el último libro de relatos de ciencia ficción de Asimov, que se publicó póstumamente.

También he añadido algún material en los apéndices, como una filmografía en la que he intentado incluir todas las adaptaciones a la pantalla de obras de Asimov. Fui el primer sorprendido cuando me puse a investigar y descubrí que había bastante más de lo que creía. Aparte de versiones para televisión de varios relatos (y de novelas, como Bóvedas de acero y El sol desnudo) hay dos películas distintas que adaptan El fin de la Eternidad, por ejemplo.

Incluí también una pequeña reflexión sobre mi incomodidad al descubrir ciertos aspectos oscuros, ciertas sombras en la personalidad de Asimov. Eso no me hizo admirarlo menos o disfrutar menos de su obra, pero sin duda esa admiración y ese disfrute no son tan puros como eran. Y quizá esté bien que, en efecto, no lo sean. Eso, en todo caso, es decisión de cada lector.

Para la versión en papel preparé algo que ya quise incluir en la primera edición pero que las prisas (y, por qué no decirlo, un poco de desidia por mi parte) impidieron. Se trata de un índice onomástico. Tres, en realidad: de personas, de personajes de ficción y de obras. Espero que sea útil. No lo he incluido en la versión electrónica porque en esta, al contrario que en la física, buscar una cadena de texto y ver en qué partes del libro sale es algo que permite cualquier herramienta de lectura de ebooks, así que me parecía redundante (y, lo confieso, me habría implicado mucho más trabajo que para la versión impresa).

El libro ya está disponible en ebook en todas las plataformas y se puede adquirir en preventa la versión impresa, que estará disponible a lo largo del mes.

* * *

El segundo libro es un trabajo de ficción. Responde al nombre de Encrucijada y agrupa dos novelas cortas policiacas que comparten entorno y personajes y se desarrollan en un escenario inspirado en la Roma de las postrimerías de la República. Como es un entorno ficticio, puedo tomarme ciertas libertades que no me permitiría una ambientación estrictamente histórica, como presentar algo muy parecido a un monasterio medieval o mostrar tecnología más avanzada de la que existía en Europa en el siglo primero antes de Cristo.

En su momento ambas historias fueron publicadas en ebook, pero no tuvieron demasiada difusión. Espero que este volumen les permita llegar a más lectores.

El trabajo realizado en este caso ha sido más una cuestión de pulir y suavizar las junturas y no ha implicado modificaciones demasiado serias. Sí que hay ciertos cambios en algunos personajes (básicamente en la primera versión la presencia masculina era un pelín excesiva) pero en esencia son las mismas historias que se publicaron entonces.

Os mostraría la portada, pero en estos momentos aún está en proceso, en manos de la maravillosa Marina Vidal, así que me conformaré con el mapa que he estado creando estas semanas y que muestra el pueblo en el que ambas historias se desarrollan (que responde al nombre de, seguro que ya lo habéis supuesto, Encrucijada).

En cierto modo es mi única obra de ficción que no toca un género no realista. Es cierto que se ambienta en un escenario ficticio, pero no hay en ella ningún elemento ni sobrenatural ni de ciencia ficción. En realidad se trata de un policiaco puramente costumbrista de ambientación «romana». Para explicar por qué he acabado escribiendo algo así, tendría que hablaros de una serie de televisión llamada Yo, Claudio, de los dos libros que la inspiraron y del impacto que causaron en mí de niño. Pero eso lo dejaremos para otro día.

Decía que La ciencia ficción de Isaac Asimov ya está disponible; confío en que Encrucijada lo esté el mes de noviembre. Espero que disfrutéis de esta rara avis en mi producción literaria.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =